Tratamiento de úlceras, gangrenas, pie diabéticos y otros

Esta es una sala diseñada para realizar curas de heridas post-quirúrgicas, ulceras varicosas, úlceras de pie diabético, lesiones por insuficiencia arterial distales, etc...

En el Hospital de Día Médico contamos con protocolos diseñados para garantizar una evolución rápida de la lesión. Combinamos curas manuales con ozonoterapia localizada, Plasma Rico en Plaquetas y colocación de coloide de plata con resultados muy exitosos.

El Hospital de Día Médico ha desarrollado una vasta experiencia en el cuidado, la recuperación y prevención de ulceras de pie diabético ya que cuenta con enfermeros especializados y supervisión médica continua.

Una de las consecuencias no deseadas de la hospitalización prolongada es la infección de heridas con gérmenes nosocomiales multiresistentes a los antibióticos. Particularmente el Diabético, es un paciente inmunosuprimido y el control de las infecciones es más importante para evitar complicaciones.

Es por eso que la sala de cura del HDM cuenta con controles antibacterianos estrictos para garantizar la esterilización de la misma y minimizar el riesgo de infección.

Blog One

En la bella Isla de Margarita se encuentra un nuevo concepto de centro médico para el cuidado, recuperación y mantenimiento de su salud, el Hospital de Día Médico para favorecer el cuidado de cualquier lesión no cerrada aun en la piel de una persona, o bien una membrana mucosa con pérdida de sustancia coroporales, tratamos tanto úlceras pépticas como cutáneas, prevención del pie diabético y novedosos tratamiento con nuestro Ozono Médico, el cuál también sirve para prevenir y controlar la aparición de necrosis (tejidos celulares muertos en la piel del paciente) que se manifiesta con un color oscuro característico, ésta enfermedad es comunmente llamada gangrena, en el Hospital de Día Médico contamos con una sala acondicionada con los controles antibacterianos necesarios y licenciados en enfermería para atenderle con novedosas técnicas para recuperar su salud, sala que se dedicada a estos procedimientos y curas en general.

Tratamientos de úlceras en Margarita

Una úlcera péptica es una llaga en el revestimiento del estómago o la primera parte del intestino delgado. Esta área del intestino delgado se llama el duodeno. Las úlceras pépticas pueden ser nombrados por su ubicación: gástricas o duodenales. Los trastornos en el equilibrio del ácido del estómago y los jugos digestivos pueden conducir a una úlcera. Esto suele ser causado por:

  • Helicobacter pylori (H. pylori).
  • El uso de fármacos antiinflamatorios no esteroideos.

Las causas menos comunes incluyen:

  • El síndrome de Zollinger-Ellison.
  • La terapia de radiación.
  • Infecciones bacterianas o virales.
  • Trastornos por consumo abusivo de alcohol.
  • Los tumores en general.
  • Otros medicamentos, como los esteroides o los que sirven para tratar la osteoporosis.
  • Trauma, lesión en la cabeza, golpes o quemaduras severas.
Blog One

Tratamiento del pie diabético en Margarita

La celulitis es la infección del pie diabético más fácil de curar, ya que no presenta las mismas limitaciones circulatorias que las infecciones más graves lo hacen, por lo que es más fácil para los medicamentos que llegan al sitio de la infección. Por el contrario, la osteomielitis crónica, es el más difícil de infección del pie diabético para curar, requiere desbridamiento quirúrgico antes de la terapia con antibióticos puede ser eficaz. El paciente puede participar en actividades según la tolerancia. Sin embargo, la carga de peso puede estar contraindicada.

En el Hospital de Día Médico estamos a la vanguardia, ofreciendo un concepto innovador de medicina ambulatoria, y tratamientos médicos, seguimos las guías de prácticas clínicas de colaboración para el tratamiento del pie diabético que han sido publicados por la Sociedad de Cirugía Vascular, la American Podiatric Medical Association, y la Sociedad de Medicina Vascular. Estas formulan las directrices que muestran la fuerte evidencia de contacto total de la fundición en el tratamiento de la diabetes plantar y úlceras del pie, que indicaban que no era un nuevo tratamiento, pero que está infrautilizado. Otros aspectos importantes de las directrices son los siguientes:

  • Ayudar a identificar los pacientes de alto riesgo.
  • Actualizaciones periódicas requeridas en función de la aparición de nuevas pruebas.
  • La identificación, clasificación de protocolos diversos para tratamientos del cuidado de heridas en el pie diabético.
  • Aplicación de las directrices en los programas de formación.
Blog One

Las infecciones en los pacientes con diábetes son difíciles de tratar debido a que estos pacientes se ha deteriorado la circulación microvascular, lo que limita el acceso de las células fagocíticas a la zona infectada y resultados en una concentración pobre de antibióticos en los tejidos infectados. Por esta razón, la celulitis es la forma más fácil de tratar y reversible de las infecciones del pie en pacientes con diabetes. Las infecciones profundas de la piel y de tejidos blandos también son generalmente curables, pero pueden ser peligrosas para la vida y dar lugar a una elevada morbilidad a largo plazo.

Si se sospecha de infección, la elección de los antibióticos se debe basar en el tipo - gravedad de la infección y la probabilidad de que los microorganismos resistentes están involucrados. Lo ideal sería que los antibióticos sean elegidos en base a los datos de cultivo y sensibilidad, pero éstos no siempre están disponibles. Dado que los datos son limitados, a menudo es difícil comparar los regímenes de tratamiento para la eficacia.

Los pacientes con infecciones leves pueden acudir al Hospital de Día Médico, en la Isla de Margarita, Venezuela, para ser tratados en régimen ambulatorio con antibióticos orales que cubren la flora de la piel incluyendo Streptococcus y Staphylococcus aureus. Los agentes tales como cefalexina, dicloxacilina, amoxicilina-ácido clavulánico o clindamicina son opciones eficaces. Auqnue si el paciente presenta una resistencia a dichos agentes, se pueden emplear quizá clindamicina, trimetoprim-sulfametoxazol, minociclina, o linezolid. Si se sospecha de aerobios y/o anaerobios se puede utilizar un tratamiento dual de medicinas con trimetoprim-sulfametoxazol más amoxicilina-ácido clavulánico o clindamicina más una fluoroquinolona como la levofloxacina o moxifloxacina.